Sóc conscient que sense la gent que em llegeix aquest bloc no tindria massa sentit, és per això que he decidit apropar-me una mica més a tots els que, de tant en tant, feu una ullada a les meves reflexions. Així doncs, deixo a la vostra disposició la direcció de correu electrònic del bloc: edurnezermoduz@hotmail.es, per si algú de vosaltres vol enviar-me qualsevol queixa, inquietud, aportació, opinió, etc. MOLTES GRÀCIES!

diumenge, 11 d’octubre de 2009

Hoy no existen los colores

Con el paso del tiempo corres el peligro de convertirte en algo parecido a un psicólogo personal. Normalmente, disfruto escuchando y ayudando a quien lo necesita, pero hay veces en las que creo que en ocasiones doy demasiado a quien no lo merece. Todos tenemos días en los que lo vemos todo completamente negro, y en esos días necesitamos más que nunca una mano amiga que nos levante del suelo. A medida que voy creciendo me voy dando cuenta que amigos de verdad hay pocos. En la infancia todo sirve, pero a medida que vas creciendo necesitas saber que las personas que tienes a tu alrededor son de fiar. Precisamente hoy es uno de esos días negros, y sé perfectamente que es lo que me falta y también lo que me sobra. Seguramente hoy se darán cuenta de mi día oscuro pocas personas, las más allegadas quizás. Quizás hoy alguien empezará a contarme sus penas sin darse cuenta que hoy no me apetece escucharle, pero le escucharé, o al menos lo intentaré. Por suerte, en los días como hoy también sé darme cuenta de que hay personas que me quieren en lo bueno y en lo malo y que no me ven como un psicólogo personal de usar y tirar. Precisamente por eso les doy las gracias. Aunque no soy una persona de mostrar mis penas me gusta que en los días oscuros exista alguien en el mundo capaz de decirme algo que me haga ver un poco de luz al final del túnel. La verdad, ya no sé que hacer con los días negros, últimamente aparecen más que antes, y aunque Edurne siempre tiene una sonrisa para los demás y es partidaria del cachondeo a veces se ve cubierta por una nube que no para de llorar.

4 comentaris:

  1. Hola Edurne: yo también voy a leer tu blog. Gracias por encontrarme. ¿Hablas euskera?. Yo amo ambos países, el vasco y el catalán pero no hablo ninguno de sus idiomas. Yo sólo escribo poesía en viejo castellano, es mi locura. Gracias por visitarme. Un saludo muy cordial.

    ResponElimina
  2. Hola Edurne!! Te conozco a través de Félix que mostró lo que había publicado de los delfines y que me originó en sentimiento mezcla de rabia y tristeza. Te visito y leo este post y te comprendo. Te ofrezco mu oreja virtual. Me alegra conocer tu blog.
    Besos

    ResponElimina
  3. Hola chata¡¡ Pues vamos a levantar ese ánimo, que ya me fastidia que haya gente sin tu calidad humana (no nos conocemos, pero se aprecia en lo que cuentas) que ande riéndose de la vida. Yo, como Gabriela pongo mi oreja virtual y mi hombro para que pases este domingo lo mejor posible.Arribaaaaaa. No existen días negros, sino pensamientos oscuros. Y hay que pensar en colores, en aves volando, en la naturaleza, en tus amig@s, en tu familia, y sobre todo en la maravillosa vida que tienes por delante. Muchos besos

    ResponElimina
  4. Ah, se me olvidaba. Una petición. El próximo post, lo queremos todos con MUCHOOOO COLOOOOR. Besos

    ResponElimina