Sóc conscient que sense la gent que em llegeix aquest bloc no tindria massa sentit, és per això que he decidit apropar-me una mica més a tots els que, de tant en tant, feu una ullada a les meves reflexions. Així doncs, deixo a la vostra disposició la direcció de correu electrònic del bloc: edurnezermoduz@hotmail.es, per si algú de vosaltres vol enviar-me qualsevol queixa, inquietud, aportació, opinió, etc. MOLTES GRÀCIES!

dissabte, 4 d’abril de 2009

"Vacaciones"

Ya están aquí las vacaciones de Semana Santa. Ayer por la tarde afirmé que si pudiera me pasaría las vacaciones durmiendo; pero de momento dormir ha sido precisamente lo que menos he hecho.
Ayer por la noche me quedé a dormir en casa de Noj. Bueno, lo de dormir es una manera de decirlo. Al llegar del ensayo de teatro una servidora intentó dormir; de hecho lo consiguió. Unas dos horas más tarde abrí los ojos y vi que Noj aún estaba despierta. Evidentemente mi cara era la de una chica muerta de sueño, ya que la noche anterior había dormido como Dios manda 3 horas; pero por lo visto mi cara de sobada le hizo mucha gracia a Noj, quien no pudo parar de reír al comprobar que en mi pelo no quedaba nada de gomina y por lo tanto mi cabello estaba más voluminoso que nunca. Como ya he dicho estaba medio dormida; una mitad de mis neuronas estaban durmiendo y la otra mitad intentaban reaccionar pero no podían. Mientras Noj se burlaba de mi pelo yo decía cosas que no venían al caso, de hecho aún no me explico cómo mientras hablábamos de la ciudad de Lleida dije no se qué de mi jardín (con voz basta). Creo que simplemente lo dije porqué no sabía lo que decía.
Finalmente, Noj se acostó y yo volví a cerrar los párpados y me introduje de nuevo en un sueño profundo. Hasta que por razones que aún desconozco me volví a despertar y comprobé que Noj aún seguía despierta. ¡Será posible! De verdad, las neuronas que horas más tarde estaban durmiendo ya habían reaccionado, aún así seguían sin comprender cómo esa chica aún no se había dormido. Así que, como aquel que no quiere la cosa, empezamos a hablar; mientras, las agujas del reloj iban dando vueltas. Las 6:30: Edurne…són les 6:30…m’ompare ens despertarà d’aquí a no res. Finalmente nos concienciamos y nos dormimos. Claro que ya era demasiado tarde, porqué una hora después teníamos que levantarnos para volver a poner en orden la habitación y arreglarnos para ir a Lleida. Como era de ver, esta mañana Noj ha tenido que llamarme varias veces: Edurne…Edurne…Edurne, són les 8. Bien, ¡las ocho! ¡Que bien he dormido esta noche y que viva el sarcasmo! Así que me he levantado, me he duchado, me he vestido y…¡SOS!. ¿Dónde estaba mi gomina? ¿Dónde? Mi gomina es como…como…vamos, que es necesaria cómo el aire que respiro. No podía ser, ¿cómo saldría de casa sin gomina? Solución: Antes de coger el bus que nos llevaría a Lleida iríamos a comprar gomina en el Intermarché; total está a un paso de la parada del bus. Dicho y hecho, antes que abrieran las puertas del supermercado ya estábamos allí. Cuándo han abierto las puertas hemos entrado, hemos cogido la gomina, pilas y chicles de menta y hemos entrado en el baño; porqué ¿qué mejor lugar para peinarme que el WC de Intermarché? Me he mojado el pelo y me he aplicado la gomina. La chica que se reflejaba en el espejo ya era Edurne la del pelo pincho. No podíamos perder el tiempo sino queríamos perder el bus, así que nos hemos dirigido a la parada.
Una vez en Lleida, lo primero que hemos hecho a sido desayunar, y como tenemos que demostrar que somos de pueblo pues nos hemos comido las napolitanas en los bancos de piedra de enfrente de la catedral. El resto del día ha sido perfecto. Buen tiempo, compras, comida entretenida y siesta en el césped del río con la Seu Vella ante mis ojos. Además con despedida de solteras incluida. Mientras estábamos en la terraza del bar de enfrente de la catedral han venido a nuestra mesa (por razones en las que no entraré) cuatro chicas, entre ellas la que se casará; una de ellas, con unos cuántos tragos de más y un megáfono en la mano, ha insistido que teníamos que comprar piruletas a 10 céntimos de € porqué por lo visto la novia está en crisis y tiene que mantener a 4 hijos.
A las 7 y media hemos cogido el bus y hemos llegado al pueblo. He recogido las cosas en casa de Noj y me he ido a la mía. Y sí, ¡ahora toca dormir!
¡Ah! Y grácias a Noj, Marko y Niya por el día completo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada