Sóc conscient que sense la gent que em llegeix aquest bloc no tindria massa sentit, és per això que he decidit apropar-me una mica més a tots els que, de tant en tant, feu una ullada a les meves reflexions. Així doncs, deixo a la vostra disposició la direcció de correu electrònic del bloc: edurnezermoduz@hotmail.es, per si algú de vosaltres vol enviar-me qualsevol queixa, inquietud, aportació, opinió, etc. MOLTES GRÀCIES!

diumenge, 6 de setembre de 2009

Hasta cuando...

Hoy voy a hablar de un tema que me toca mucho la moral. Sé trata del maltrato a la gente mayor por parte de sus cuidadores. El ultimo caso conocido a sido el de Santiago, un anciano de 83 años que fue maltratado por su cuidadora, hasta el punto de dejarlo atado en el asiento trasero de un vehículo, vestido solamente por unos simples pañales. Cuando oigo tales barbaridades no puedo evitar pensar que en el mundo hay mucha gente, pero pocas personas. Reconozco que hay personas responsables capaces de cuidar a un anciano, pero también es cierto que hay un gran numero de gente que solo piensa en la recompensa económica, y en nada más. Hay ancianos que están totalmente solos y un simple gesto de un desconocido puede hacer que confíen en quien, a veces, no deben confiar. Siento una gran sensibilidad hacia las personas mayores. Me rompe el corazón ver por la calle a ancianos desprotegidos, sin una mano que les preste ayuda, sin nadie que les diga te quiero. Hace unos días, en el tren, había una mujer mayor que viajaba con su hijo. Cuando llegamos a la estación el chico empezó a gritar a su madre, asta que la mujer se calló después de que su hijo se lo ordenara con un ¡tu te callas, ostia! Me parece degradante que un hijo pueda tratar a su madre de ese modo. Gritar de esa manera a la mujer que seguramente lo ha dado todo por él es una auténtica barbarie. Es así de triste, ¿Cómo no va a maltratar un desconocido a un anciano si hasta su propio hijo puede llegar a hacerlo? No puedo entenderlo. No encuentro una explicación plausible para razonarlo. Desgraciadamente aún hay que trabajar mucho para terminar con los malos tratos, en general. Mientras queramos ser unos mejores que otros todo seguirá igual. Mientras el que se cree fuerte se coma al débil seguiremos igual, o incluso retrocediendo.

3 comentaris:

  1. Gracias por tu apoyo, Edurne, y por el post.
    Esperamos que este comentario salga al aire, te escribimos ya otro pero algo pasó que no se publicó.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  2. Com no has de tenir admiradors mare!
    si es que cada dia que vinc a fer un cop d'ull al teu blog m'adono que com van passant els dies, em vas tocant la fibra sensible amb els temes que escrius i que perque no tinc blog que sino tambe hem faria fan teva i la primera!
    Això es art i el demes tonteries!
    T'estimo molt wpa

    ResponElimina
  3. magnifico post, Edurne. La conciencia social ha de salir de "uno mismo".Si no respetamos a nuestros mayores... si te fijas en el resto de los animales, ellos si lo hacen, los acompañan hasta sus últimos días. Nosotros, cuando "sobran" les damos de lado. Es la triste realidad de esta degradante sociedad.Un saludo

    ResponElimina