Sóc conscient que sense la gent que em llegeix aquest bloc no tindria massa sentit, és per això que he decidit apropar-me una mica més a tots els que, de tant en tant, feu una ullada a les meves reflexions. Així doncs, deixo a la vostra disposició la direcció de correu electrònic del bloc: edurnezermoduz@hotmail.es, per si algú de vosaltres vol enviar-me qualsevol queixa, inquietud, aportació, opinió, etc. MOLTES GRÀCIES!

diumenge, 28 de febrer de 2010

Después del silencio

Mírame. No digas nada, solo mírame. Acércate más, sabes que me gusta tenerte cerca. Sigue en silencio, solo mírame. Regálame una de tus sonrisas. Háblame. Dime alguna cosa interesante. Pregúntame lo que quieras, pero no siempre esperes respuesta. Dime que jamás me buscaste, que jamás deseaste conocer a alguien como yo. Dime que te cogí por sorpresa, que no lo esperabas. Deja que nos invada el silencio, que esta vez quiero romperlo yo. Deja que te pregunte lo que quiera, aunque haya cosas que no tengan respuesta. Deja que te diga que siempre deseé conocer alguien como tú, que no te busqué, pero que siempre supe que te encontraría. Disfruta el silencio que llega. Mírame, tan solo mírame. Nota como quiero perderme en tus ojos; quizás para encontrar ese conducto que me una a tu mente, quizás para quedarme en ti. Dime que mi mirada te parece especial, que ves en ella amor, mucho amor. Deja que te responda. Deja que te diga que todo el amor que ves te pertenece a ti. Después, quédate en silencio. Sigue disfrutando del silencio de nuestras miradas. Convéncete de que un paso más no puede estar nada mal. Arráncame una sonrisa. Regálame tú otra. Nota como mi corazón late más fuerte. Pregúntame como estoy. Deja que te diga que como un flan. Dime que no hay nada de que preocuparse, que algunas cosas solo pasan cuando se quiere. Nota como me relajo por fuera, pero tiemblo por dentro. Acércate más, no prolongues mi sufrimiento. Mírame. Piérdete en el verde de mis ojos. Siente como me relajo, como me dejo llevar. Cierra los ojos conmigo. Nota como mi corazón late aun más fuerte. Deja que yo note el tuyo. Bésame. Piensa que ya no hay vuelta atrás, que lo hecho, hecho está. Abre los ojos. Mírame. Observa mi rostro lleno de amor, de miedo, de ganas de repetirlo. Deja que vea en ti las ganas de que esto no acabe. Dime que querías hacerlo y que de momento no te arrepientes. Deja que te diga que el arrepentimiento tampoco vive en mí. Esto no pasa si dos no quieren.

3 comentaris:

  1. Muy bien, mucho amor implícito, sin arrepentimiento,muy buenescrito sensual.
    Abrazos, Leonor

    ResponElimina
  2. Mmmmmmmmmm!!!m apunto a esas miradas...yo las quiero!!!jajajaja...q lindo...

    Saludos de la chica q mira...

    ResponElimina
  3. Yo también miro!! Está bien mirar... si el otro también mira.
    Saludos

    ResponElimina